En Clínica San Juan Bautista nos especializamos en realización de ultrasonidos que es un método tradicional para la determinación de la presencia de bebés, si hay gemelos o más, si existen embarazos ectópicos, problemas de placenta, el posicionamiento del bebé y por supuesto, para determinar el sexo.


Existen varios tipos de ultrasonidos como:


TRANSVAGINAL: Funciona para obtener una mejor vista del útero, cérvix y ovarios. Se introduce un transductor que se lubrica con gel antes de insertarlo en la vagina.


TRANSABDOMINAL: Es el método más común durante el embarazo pues el monitor permite, en tiempo real, conocer los movimientos del feto, permite medirlo, saber si solamente es un bebé o más, conocer la ubicación de la placenta, descartar anomalías y medir el líquido amniótico. Las imágenes son un poco borrosas y en blanco y negro. 


ULTRASONIDO DOPPLER: Estudio a color que se realiza a través de un dispositivo portátil que se coloca sobre el abdomen de la mamá, procesando los sonidos y creando imágenes representando el flujo sanguíneo a través de los vasos. Permite estudiar el cordón umbilical, la circulación cerebral y cardiaca fetal, así como la circulación uterina.


ULTRASONIDO 3D: Funciona como herramienta de apoyo al ultrasonido normal, permitiendo obtener una imagen estática más clara y comprensible del bebé, además se puede conocer el aspecto y volumen. Se puede realizar entre las semanas 27 y 31 ya que el bebé ha madurado.


ULTRASONIDO 4D: Representa la imagen en movimiento combinada con la reconstrucción volumétrica, es decir, superficie de las estructuras. Se puede apreciar desde rasgos, ojos, nariz, hasta la forma de la boca.